Quienes Somos

RUFU. FILOSOFÍA. ESPÍRITU AERONÁUTICO.

Volar puede ser una Profesión, un Placer o una Necesidad, uno puede ser miembro en una Tripulación de Línea Aérea Regular, un Taxi Aéreo, una Empresa Privada, un Fumigador, un Piloto de Misiones Humanitarias, un Instructor de Vuelo o tantas otras especialidades.
Cualquiera sea el motivo por el cual se elige volar, siempre debe hacerse en forma profesional, porque todos compartimos el mismo Espacio Aéreo y la Seguridad de Todos depende de la práctica de procedimientos seguros POR PARTE DE TODOS. Ese es el verdadero espíritu Aeronáutico.
Las aeronaves no son bienes de Lujo, son bienes de Uso, que pueden salvar la vida de personas, unir comunidades aisladas, socorrer en casos de desastres, brindar la seguridad que una localidad necesita, etc. Uno nunca sabe que le depara el destino, pero: “Hay que estar preparado”.
Nuestros Instructores tienen el Conocimiento, la Experiencia y las Ganas de Transmitirlos.
Estamos esperando que nos llames y te sumes a nuestro proyecto.

Porque recordá: ”VOLAR ES FACIL, CUANDO SE SABE CÓMO!!!”.

Soy CARLOS FABIÁN LUPIAÑEZ, nací en Mendoza en Diciembre de 1967, hijo de Ester C. KERN, “TITINA”, Carlos José Lupiañez, “EL PATÓN”, y nieto de Enrique Fernando KERN. Desde muy chico pasaba mis días en el Aeródromo de Don Torcuato.

Tengo en la Actualidad una experiencia de más de 30 Años en la Actividad y más de 11.500 Hs. de vuelo, unas 5.000 Hs. de Instructor, más de 6.500 Hs en aeronaves Multimotores, 3.000 Hs. en Turbohélices y 3.000 Hs. en Reactores. Soy Piloto Transporte de Línea Aérea de Avión y Piloto Privado de Helicóptero en Argentina, y ATP Airline Transport Pilot en Estados Unidos.

Desarrolle mi vida profesional siempre en el ambiente corporativo, ejecutivo y manteniendo la relación con la Instrucción, mi gran pasión.

Volé distintos Turbohélices y Reactores, realicé varios viajes trasladando aeronaves entre Estados Unidos y nuestro país, inclusive di la vuelta al Mundo en un King Air y fui al Continente Antártico como Piloto en una aeronave civil.

Cuando se cerraba el Aeropuerto de Don Torcuato, donde nos encontrábamos desde 1966, pensé en la necesidad de un cambio total, por esa razón nos basamos en Morón y comenzamos con RUFU Escuela de Vuelo.

Participo activamente en todo lo que concierne a mejorar la seguridad de nuestro medio, fui miembro de la Asociación Argentina de Aviadores Civiles AAAC, secretario de la Cámara Argentina de Empresas de Transporte Aéreo CAETA y en la actualidad soy secretario de la Sociedad Argentina de Aviación SAA, miembro de la Cámara Argentina de Escuelas de Vuelo y participo del Consejo Asesor de Aviación Civil ANAC.

Muchos me conocen, otros saben de nosotros por los años que llevamos en la Instrucción y si aún no nos conocemos, llámame, aquí estoy, porque estoy convencido que VOLAR ES FACIL, CUANDO SE SABE CÓMO!!!!! y además es UN PLACER QUE QUEREMOS COMPARTIRLO!!!!!

Querés volar de manera profesional?